Los mosquitos

Después de una inundación, los mosquitos pueden convertirse en un serio problema. Mosquitos pueden transmitir virus como el virus del Zika, Nilo Occidental, La encefalitis de San Luis o la fiebre del dengue.

Asegure que los mosquiteros de las puertas, porches y ventanas estén en buena condición. No deje las puertas abiertas para que entren los mosquitos en la casa.

Cubra la piel lo más posible para reducir la exposición a los piquetes de mosquito y use el repelente recomendado en la piel expuesta cada vez que esté al aire libre.

Los mosquitos quizá piquen a través de la ropa delgada, así que rocíe las ropas con repelente que contenga permetrín para protección adicional.

También, limite la cantidad de tiempo que pasa afuera del anochecer al amanecer. Es en esos momentos cuando los mosquitos que posiblemente porten infecciones están más activos.

Use repelentes de insectos que contengan DEET, picaridina o aceite de eucalipto de limón o IR3535. Siempre siga las instrucciones de la etiqueta.

Ponga repelente de insectos en la puerta principal y trasera de su casa y aplíquese el repelente antes de salir. Ponga repelente adicional en las áreas al aire libre como patios y terrazas.

Todos los mosquitos necesitan agua para reproducirse. Es por eso que es importante prevenir la acumulación de agua estancada alrededor de su casa.

De los siguientes pasos para ayudar a disminuir la población del mosquito: