La gripe

La temporada gripal en Texas típicamente abarca desde mediados de octubre hasta abril.

La gripe es sumamente contagiosa. Puede contraerse respirando las gotitas en el aire producidas cuando alguien infectado de gripe estornuda, tose o habla.

La gripe también se propaga cuando la gente toca algo que tiene virus de la gripe, como la perilla de una puerta o un pasamanos, y luego se toca los ojos, la nariz o la boca.

Si un brote de gripe se vuelve serio, las actividades comerciales y de la comunidad podrían verse afectadas por largos periodos de tiempo.

Una pandemia ocurre cuando una nueva cepa de la gripe a la cual la gente tiene poca inmunidad, o no tiene ninguna, aparece y se propaga alrededor del mundo.

La prevención de la gripe

La vacunación es la mejor manera de prevenir la gripe. Otras medidas de prevención incluyen:

Los síntomas de la gripe

Los síntomas de la gripe aparecen de repente, de uno a cuatro días después de que el virus entra en el cuerpo. Estos síntomas incluyen:

Los niños pueden presentar además infección de los oídos, náusea y vómito. Los niños pequeños que tienen gripe pueden desarrollar fiebre alta y ataques, espasmos o convulsiones repentinos.

Por lo general las personas empiezan a sentirse mejor una vez que la temperatura corporal regresa a la normalidad, en aproximadamente tres días, y están listas para regresar a sus actividades normales aproximadamente en una semana.

El cansancio y la tos pueden persistir varias semanas más.

La gripe puede causar pulmonía y otras enfermedades muy graves en las personas que padecen enfermedades crónicas, como las enfermedades del corazón y de los pulmones, las enfermedades del riñón o la diabetes.

Otras personas que corren un riesgo mayor son aquellas con un sistema inmunológico débil, los adultos mayores, los niños muy pequeños y las mujeres embarazadas.

La diferencia entre la gripe y un resfriado

Aunque tanto la gripe como el resfriado común son enfermedades respiratorias, cada uno es causado por un virus diferente.

A diferencia de la gripe, el resfriado común aparece de manera gradual, raramente causa fiebre y normalmente se limita a dolor de garganta, tos, estornudos y nariz congestionada y con moqueo.

En general, la gripe es peor. Síntomas como la fiebre, los dolores en el cuerpo, el cansancio extremo y la tos seca son más comunes e intensos y aparecen de manera más repentina.

Los resfriados generalmente no dan lugar a problemas de salud serios como neumonía, infecciones bacterianas u hospitalizaciones.

La preparación para una emergencia de gripe

Asegúrate de agregar estos artículos, específicos para una emergencia de gripe, a tu juego de suministros para desastres. Si un brote de gripe se vuelve serio, las actividades comerciales y de la comunidad podrían verse afectadas por largos periodos de tiempo.

En la mayoría de los dispositivos móviles, la información que introduzcas aquí seguirá estando disponible aun después de que te salgas de este sitio web y regreses después, o de que te desconectes. Puedes volver a consultar esta lista como referencia cuando la necesites.

Asegúrate de agregar estos artículos a tu juego de suministros para desastres:
  • Un suministro para dos semanas de alimentos, agua y medicamentos recetados








Al hacer tu plan de emergencia familiar, considera las siguientes situaciones:

El tratamiento de la gripe

Los medicamentos antivirales como el Tamiflu® y el Relenza® podrían reducir la gravedad de la gripe. Si tienes síntomas de gripe llama a tu proveedor de servicios de salud y pregunta si te puede dar una receta.

Los medicamentos de venta sin receta, como el ibuprofeno y el paracetamol (Tylenol), ayudan a bajar la fiebre.

Obtén más información sobre la gripe en: TexasFlu.org